Honesty Boudou a juicio oral


Ilustración de viñeta: Manuel Abal.
El juez Bonadio elevó a juicio oral la causa contra Honesty Boudou por la compra irregular de un auto. Lo hizo hoy e intervendrá el Tribunal Federal 1. Será juzgado por falsificación de documento público que tiene una pena de uno a seis años de prisión.

El juez Bonadio elevó a juicio oral la causa contra Amado Boudou por la compra irregular de un auto. Así lo dispuso el juez federal y será el Tribunal Oral Federal 1 el encargado del juicio.

La Cámara Federal penal porteña había rechazado un planteo de la defensa del vicepresidente Amado Honesty Boudou y dejado firme el requerimiento de elevación a juicio de la causa que se le sigue por presunto delito en el registro de un viejo automóvil importado. Con la firma de los jueces Martín Irurzun y Horacio Cattani, la sala II del tribunal confirmó la decisión del juez instructor, Claudio Bonadio, de rechazar el planteo de nulidad realizado por los abogados defensores del vicepresidente respecto del requerimiento de elevación a juicio formulado por el fiscal Guillermo Marijuan.

Amado Honesty Boudou será juzgado por falsificación de documento público. El artículo 293 del Código Penal que tiene una pena de uno a seis años de prisión. Junto a Boudou se sentarán en el banquillo de los acusados su ex mujer Agustina Seguin; la ex titular del Registro del Automotor número dos, María Graciela Angélica Taboada de Piñero; y los gestores Andrés Soto y Rodolfo Basimian. Todos comparecerán ante el Tribunal Oral Federal 1 como supuestos coautores del presunto delito de "falsificación de documento público".

Además, el vicepresidente sumó otro problema en la investigación sobre su supuesto enriquecimiento ilícito: el juez Ariel Lijo envió a una cuadrilla de gendarmes al ministerio de Economía, para retirar documentación original sobre los viáticos de varios viajes del ex ministro de esa cartera, cuyos números están bajo la lupa.

El juez investiga una serie de ingresos por el pago de viáticos que Boudou declaró haber incorporado a su patrimonio. Para chequear la veracidad de aquellas declaraciones, hace más de un año Lijo solicitó información a los organismos en los que el actual vice reportó: la ANSES, Economía y el Senado de la Nación. Como esos datos tardaban en llegar a sus manos, reiteró el pedido hace un mes. Finalmente Economía envió el detalle de los viajes que hizo Boudou cuando era ministro, pero los investigadores encontraron algunas inconsistencias en las fotocopias que recibieron. Entonces Lijo envió a los gendarmes a retirar los originales de esos expedientes.