La emisión de deuda Fracasof

Por Lucas Carrasco 
Las dificultades crecientes para profundizar el giro a la derecha se exacerban porque la vieja, preocupada por no ir presa, ya directamente ni gobierna. A los beliebers K se les dificulta la imaginería del progresismo religioso dado el creciente fascismo para abordar la criminalidad creciente por parte de los delincuentes de Puerto Madero.

Pero lo que va quedando claro es que los tropiezos de Kicillof, de máxima, sólo pueden arribar a entregar un Estado fundido tras haberlo usufructuado para fines familiares por el consorcio del Madero Centers. Si de máxima ese es el objetivo, de mínima es que no se vaya todo a la mierda. Esto es, que los pobres que Kicillof multiplicó por millones no ataquen demasiado a los que Kicillof enriqueció, pues eso obligaría a esos mismos nuevos ricos a solicitarle la renuncia a la Licenciada Eterna, dejando el país en manos del motochorro más famoso, Amado Boudou.

El kirchnerismo, muerto Néstor Kirchner, derivó en una berretísima novela romántica caribeña para luego desparramarse sin  consuelo en la crónica policial. Desde la muerte de Néstor Kirchner, todas las iniciativas de la vieja fracasaron rotundamente, excepto enriquecerse ella: la Ley de Medios derivó en Ley Telecom, la estatización de Aerolíneas en términos delictivos solo puede terminar con Mariano Recalde preso por haberse patinado 4.000 millones de pesos con los que no habría, de haberse utilizado de manera nacional y popular, un solo pobre en el país. La democratización de la justicia. La no represión de la protesta social. La política inmigratoria inclusiva. Los superávit gemelos.  El desendeudamiento. La progresividad fiscal. La política de derechos humanos. Un genocida al frente del ejército. El retroceso total en términos de transparencia. La inflación moderada. La baja de la pobreza y la indigencia.

El cristinismo es una religión de gánsters que hoy se aferran de las polleritas de Bergoglio mientras le piden una militancia jurídica a Scioli.
El cristinismo está más rendido que el examen de matemática que Máximo aún adeuda de la secundaria.