Gerardo Laurencio, empleado de Delphi: "Los traté de ladrones de frente y delante de todos"

Por E. Simón 
"El día 23 de diciembre de 2014, el señor Mansanelli junto a la secretaria de Industria, Comercio y Servicios del Gobierno, Sandra Barceló, informaron que Delphi les había comunicado en una reunión realizada en Buenos Aires que la empresa cerraba sus puertas en San Juan", así comienza el relato de uno de los trabajadores que hoy se ve amenazado por el fantasma del desempleo. Gerardo Laurencio, empleado de Delphi, es taxativo a la hora de hablar con El País Diario: "Nombrame, no hay drama, los traté de ladrones de frente y delante de todos", asegura. Y añade: "lo que pasa es que siempre va Canal 8 y terminan diciendo lo que Gioja quiere". Acá una conversación con uno de los empleados de la compañía que hoy pone en riesgo el trabajo a unos 460 argentinos.

Su mirada encierra una serie de sentimientos encontrados. Incertidumbre, bronca, pero también esperanza y resistencia. "Así pasamos las fiestas de fin de año", recuerda, " y para qué decirte los primeros días de enero".

- ¿Pensás que el doctor Cerutti, del ministerio de Trabajao de la nación y Correa Esbry, subsecretario de Trabajo del Gobierno de  San Juan, están peleando para preservar los derechos de los trabajadores de Delphi?
- Sí, pero sin garantías.

- ¿Les tenes confianza?
- Nada de confianza.

- ¿Cuál es a tu juicio la decisión que se debería tomar con Delphi para proteger la fuente de trabajo de los trabajadores?
- Tratar el tema con respeto y conseguir un comprador honesto. Ellos tienen todo el tiempo que sea necesario. Delphi se tomo dos años en auditorías para comprar TCA y Héctor Méndez compró pero no sabe de qué se trata, nunca visitó la planta.

- El día 12 de enero de 2015, Alejandro Ciero, abogado de Delphi, les habló de un posible traspaso de la empresa a otras manos o de la chance de un cierre definitivo. Ahí apareció el señor Héctor Méndez, presidente de la UIA y Enrique Ruffo, dueño de CIBASA, dos empresarios argentinos. ¿Cómo interpretás esa maniobra?
- Son empresarios acercados por el Gobierno con intenciones de evitar el cierre y a su vez sacar beneficio políticos y económicos por evitar el cierre de la empresa a como de  lugar, sin importar en manos de quién quede. Hubo unas ocho audiencias en dos meses, en las cuales se rotaban los compradores y hasta nos informaron que Héctor Méndez se bajaba del negocio por problemas de salud.

- Hacia fines de enero de este años Enrique Ruffo llegó a San Juan y dijo que venía "a hacer una patriada". Pero después se bajó de la negociación cuando regresó del viaje a China con la Presidenta Cristina, ¿cómo les cayó esa actitud a los empleados de Delphi?
- Entre Ruffo y Méndez preferíamos a Ruffo porque su rubro es fábrica cables y fue sincero diciendo que venia a trabajar con nuestra plata. Pero de igual manera no convencía a nadie porque su intención era fabricar mazos de camiones, tractores, aviones y linea blanca .

- ¿Se sintieron engañados entonces?
- Los empleados de Delphi nos sentíamos burlados por el Gobierno que mostraba intención de dilatar la definición de la situación de la empresa. El 70 por ciento está desconforme por el accionar autoritario del Gobierno de Gioja. Siempre se nos dijo que la última palabra la tenían los empleados si no estábamos de acuerdo con el nuevo adquirente. Pensamos que este tema que es tan serio ha sido tomado como un acto eleccionario más.

- ¿En qué estado está hoy la fábrica?
- Quizá comencemos a trabajar luego del miércoles 11 de marzo o del lunes 16 de este mes. La planta se encuentra vacía de insumos como para poder trabajar.  El mayor problema es que los trabajadores temen que este ficticio comprador, acostumbrado a cerrar empresas, hasta hoy no haya venido ni él ni algún representante a conocer una empresa de 466 empleados mientras que en San Luis no puede mantener CONARSA de 40 empleados y el señor Gobernador Gioja anuncia una venta que hasta hoy no se ha realizado. No tenemos garantía de trabajo.

- Según los diarios locales, El Vale Todo Gioja confirmó que la autopartista Delphi fue comprada por el presidente de la Unión Industrial, Héctor Méndez. Las  voces oficiales de medios pagos por el Gobierno con plata del Estado dicen que esta venta "permitirá la continuidad de los trabajadores, más de 460, que estaban envueltos en una incertidumbre total". ¿Es así?
- En el muro de facebook "Delegados Delphi San Juan", sale bien claro que la compra no se hizo. Es la palabra de ellos y se siguen haciendo cargo de la indemnización. A mí me bloquearon por los comentarios que hice. Todavia no hay nada. En ese muro de facebook dice que se confirmó la venta pero si se cae el negocio, Delphi se hace responsable de las indemnizaciones. Claro está que la empresa no se vendió, y lo obligan a Ciero a ceder las acciones. Te digo, administré 10 años esa fábrica y no es un kiosco que se abre en un mes.

- ¿Quién o quiénes son hoy los dueños de Delphi?
- El representante es el abogado Alejandro Ciero. Hasta el año pasado era del grupo Eliot y Paul Singer tenia sólo el 3 por ciento de las acciones. Es una multinacional que recide en Brasil. Esto es una bronca entre el Gobierno nacional y Paul Singer con la intención de guardar 20 millones de dólares que es lo que costaría nuestra indemnización.